lunes, 9 de octubre de 2017

Brandon Sanderson nos desvela los secretos de la escritura de El Camino de los Reyes (II)

La próxima publicación de Oathbringer (en noviembre en inglés) ha hecho que Brandon Sanderson aproveche para desvelarnos algunos de los entresijos de la escritura de El Camino de los Reyes. A través de su web oficial va a ir analizando punto por punto los elementos más interesantes de la extensa novela con la que inició su ambiciosa saga del Archivo de las Tormentas.
[Podéis leer la primera entrega de estos "secretos" en esta entrada]
Ahora nos toca descubrir que se esconde tras el prólogo y el primer capítulo de El Camino de los Reyes.

El asesino de blanco, por khrart.


En Nacidos de la Bruma, intencionadamente, reservé cualquier gran secuencia de acción con la magia hasta que los personajes y el escenario se hubieran establecido. Eso fue intencional.
Hice todo lo contrario en El Camino de los Reyes.
Hay un par de razones para ello. He hablado sobre la curva de aprendizaje de este libro; sentí que era mejor ser franco con lo que estaba haciendo. Este libro sería empinado, y lo verías en las primeras escenas. Es mejor ser sencillo con lo que eres.
Al mismo tiempo, sentía que los lectores soportarían más de mí. Los lectores de fantasía pueden manejar una curva de aprendizaje escarpada, y tienden a celebrar los libros que tienen una gran cantidad de jugoso worldbuilding. Sin embargo, por mi propia experiencia como lector, siento que me cuido de esforzarme mucho con un libro de un nuevo autor. Aprender todo un mundo nuevo requiere trabajo, y si un autor va a exigir ese tipo de trabajo de mi parte, quiero a cambio un gran beneficio.
Mi esperanza es que me he ganado el derecho a publicar un libro con un planteamiento tan complejo. He demostrado que puedo contar una buena historia, y que vale la pena el esfuerzo de entrar en uno de mis libros y de mis mundos. El Camino de los Reyes es el libro más difícil que he escrito; la recompensa será igual a ese desafío. (Espero.)

Lanzamientos
Haré referencia al borrador original de El Camino de los Reyes (o Way of Kings Prime), escrito en 2002, ya que creo que probablemente será divertido para los lectores ver cómo el libro evolucionó con el tiempo. Cada uno de los otros libros míos que has leído fue concebido y ejecutado durante un período relativamente corto. El Camino de los Reyes es diferente, tenía mucho que hacer antes de llegar al estado en el que está ahora.
Una de esas evoluciones fue la magia. Nacidos de la Bruma tenía uno de mis mejores sistemas mágicos hasta la fecha. En Way of Kings Prime (escrito antes de Nacidos de la Bruma) sólo teníamos dos tipos de magia: Esquirladas y Animistas. Las esquirladas eran geniales, pero no eran realmente magia. Las animistas no funcionaban tan bien. [Nota del ayudante Peter: También había algo llamado Correvientos, pero era completamente diferente de la versión que conocemos ahora.]
Nacidos de la Bruma desde luego aumentó la apuesta en términos de magia en mis libros, y quería que El Camino de los Reyes tuviera un sistema mágico más dinámico e interesante. Ese es un factor por el que esperé tanto tiempo para publicarlo.
Finalmente trabajé en los lanzamientos mientras estaba de gira por El Pozo de la Ascensión. [...] Lo que me gustó del sistema de lanzamientos fue la potencia visual y la manera de manipular la gravedad y la presión en interesantes imágenes visuales y de formas creativas. Ya había incorporado en las sensibilidades del mundo la idea de que había diez fuerzas fundamentales que había basado en la idea de fuerzas fundamentales en la física de nuestro mundo. Todo encajaba muy bien.
De todos modos, Szeth (llamado Jek en la primera versión del libro) era un asesino más ordinario en el original. No tenía poderes más allá de ser un asesino realmente bueno.



Secretos
Obviamente, hay muchos elementos incrustados en esta escena para libros posteriores. He señalado con frecuencia que con Nacidos de la Bruma me dieron el lujo de escribir toda la serie antes de lanzarla. No tengo esa oportunidad con el Archivo de las Tormentas. Tuve que asegurarme de que todos mis prefiguraciones se colocaban y estaban listas para su uso posterior.
Me preocupa que muchas de ellas son obvias, pero también confusas. La esfera que Gavilar da a Szeth apenas se menciona en el libro, por ejemplo.
No, no voy a decirte lo que es.

Kaladin, por Craig Paton.

CAPÍTULO UNO
Este fue un capítulo polémico para mi grupo de escritores y mi editor, y estuvo envuelto en todo el argumento sobre la curva de aprendizaje. Se sugirió varias veces que si este capítulo fuera narrado desde el punto de vista de Kaladin, el libro no parecería tan abrumador al principio. Después de todo, los Capítulos Uno y Dos serían desde el mismo punto de vista y darían una idea más fuerte a los lectores.
Me resistí. Ya había aceptado que este iba a ser un libro desafiante para los lectores. Eso no es una excusa para ignorar el consejo, pero al mismo tiempo decidí que estaba comprometido a largo plazo con este libro. Eso significó hacer que las cosas al principio pudieran parecer inusuales con el propósito de un posterior beneficio.
Este es un excelente ejemplo de ello. Si hubiera hecho esta escena a través de los ojos de Kaladin, no creo que hubiera sido tan poderosa. Aquí Kaladin está en la cima de las cosas, controlando. No quería que el primer capítulo se sintiera controlado. Quería que se sintiera la preocupación, el caos y la incertidumbre.
Más allá de eso, quería presentar  a Kaladin en contraste con todo eso. Una fuerza sólida del orden, un líder natural y un tipo impresionante. Hacer eso desde el punto de vista de alguien es difícil a menos que estén en el lado arrogante, como con Kelsier. Puede funcionar en ese tipo de punto de vista, pero no con Kaladin.
Por último, siempre busco jugar con los tropos de fantasía donde puedo. Siento que si hubiera estado escribiendo esto como un joven, habría hecho a alguien como Cenn el héroe. (De hecho, en el borrador original de El Camino de los Reyes de 2002, Kaladin era mucho más como Cenn es ahora.) Empezar con un joven empujado a la guerra, y entonces matarlo parecía una buena manera de barrer las piezas de la y decir, "No, lo que esperas que suceda no va a suceder en este libro".
Esto también me dejó preparado para un futuro capítulo, donde podría volver al punto de vista de Kaladin de estos acontecimientos. Como la estructura narrativa era algo con lo que quería jugar en este libro, eso me atraía.



Seguir el blog en FACEBOOK y TWITTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...